Cuando lo tienes todo… pero te falta algo

Hay ocasiones en la vida, en que parece que lo tienes todo, pero te sientes vacía, insatisfecha, sola, confundida. No puedes quejarte: tu familia y amigos están bien, tienes apoyos y recursos… Pero te falta algo. 

Así me sentí cuando me “estrené” como expatriada acompañante. Recién casada y mudada a Frankfurt am Main, acompañando a mi pareja en su nuevo puesto, me embarcaba en la fascinante experiencia de vivir en el extranjero. Aprovecharía para estudiar el idioma, descubrir Alemania e iniciar la tan ansiada familia. ¡Lo tenía todo!

Salvo un pequeñísimo detalle: no tenía trabajo. No hablaba alemán y mi licenciatura en derecho español me serviría de poco en el sistema germano. Pero daba igual, podía permitirme no trabajar. Y, ¡¡¡cómo va a quejarse uno de eso!!!

Mi entusiasmo inicial pronto se transformó en aburrimiento y vacío, más tarde en inseguridades y finalmente en una profunda tristeza. Llevaba una vida totalmente incoherente con mis valores esenciales: la independencia y el desarrollo profesional. 

Había visto durante toda la vida trabajar fuera de casa tanto a mi madre como a mi padre y nunca se me había pasado por la cabeza que una pareja me financiara o que tuviera que renunciar a una actividad profesional remunerada. 

Cuando nuestra vida no respeta nuestros valores esenciales, da igual lo que tengamos, siempre nos faltará algo. Puede que tengas un empleo de prestigio y un buen sueldo, pero te sientas vacía, porque no aportas a la sociedad o porque no puedes estar con tu familia. Sean cuales sean tus valores y necesidades, no puedes ignorarlos. No hay “vida perfecta” si no te hace feliz. 

Piensa qué te falta a ti para tenerlo todo. 

Mi final feliz es que retomé los estudios de doctorado y conseguí una beca para investigar en el Instituto Max Planck de Derecho Público Comparado y Derecho Internacional de Heidelberg. Un poco de independencia y desarrollo profesional… hasta el próximo destino:-)  

Si estás en una etapa de tu vida en que te sientes confundida y sola, o necesitas ayuda para centrarte y explorar alternativas, contáctame. Como me decía una clienta recientemente, tengo el “modo ayuda” preparado para ti. 

Compartir

Subscríbete a mi newsletter

Mantente al día de todas las herramientas que iré dando a través de la web

Descubre más

Derecho, como mi madre

A los 18 años, algunos de los sólidos motivos por los que decides qué carrera estudiar suelen ser los siguientes: ▶ Tus padres quieren que

¡No puedo más! Lo dejo

Reinventarse profesionalmente es difícil. Cada decisión que tomas está rodeada de incertidumbre. Hay días en que te dan ganas de tirar la toalla.  1️⃣ Todo

Reserva ya tu sesión de coaching gratuita.

Selecciona en el calendario la fecha disponible que prefieras y recibiras un correo de confirmación con los datos de la sesión.

Descubre 6 secretos para reinventarte en el extranjero

Suscríbete y descárgalo gratis