Las curvas de mi camino

De pequeña, quería ser veterinaria, como mi abuelo. Ahora, quiero ser psicóloga. 

Siempre me ha dado envidia la gente que tiene las ideas claras, cuya carrera profesional sigue un camino recto. Me parecían más maduros, reflexivos y centrados. 

Mi camino, en cambio, está lleno de curvas. De desvíos. De dudas. De pruebas. De cambios. 

Hice un test de orientación profesional hace un tiempo. El resultado fue esclarecedor: “Virginia, you are a defender”. Lo dejo en el idioma original porque suena mucho más a superpoder que la traducción española:-)

Y seguía el informe: “Virginia, you are the embodiment of supporting and serving others above all else.” Confieso que me da un poco de vergüenza escribirlo porque suena muy arrastrado…. Jajaja

Pero algo de verdad hay y ese interés por atender necesidades sociales da sentido a todo mi recorrido: transparencia, derechos humanos, sostenibilidad, inclusión, género, conciliación… 

No importa lo recto o sinuoso, corto o largo, continuo o intermitente que sea tu camino profesional. 

Importa más:

  • Que tenga un sentido coherente con tus valores y propósito. 
  • Que sea flexible, para ajustarse a tu situación familiar y personal y a los cambios de dirección que estimes necesarios.
  • Que te permita aprender, desarrollarte y evolucionar.  
  • Y, sobre todo, que consigas disfrutarlo.

Si estás estancada y quieres ayuda para definir el propósito o dirección de tu camino, puedes contar conmigo.

Compartir

Subscríbete a mi newsletter

Mantente al día de todas las herramientas que iré dando a través de la web

Descubre más

Cuando te gusta lo que haces

Soy de esa especie en extinción que, si salgo por la puerta delantera del autobús, digo adiós y doy las gracias al conductor. Quizás por

Reserva ya tu sesión de coaching gratuita.

Selecciona en el calendario la fecha disponible que prefieras y recibiras un correo de confirmación con los datos de la sesión.

Descubre 6 secretos para reinventarte en el extranjero

Suscríbete y descárgalo gratis