Te recordarán por tus pasiones

Mi padre falleció el año pasado, tras una larga y dura enfermedad. De hecho, siento que ya se había ido mucho antes…

Durante toda su vida, destacó por su brillante trayectoria profesional. 

Y, sin embargo, al irse, la huella que dejó fue otra. 

Me emociono recordando a mi padre recitar el poema «Palabras para Julia» de José Agustín Goytisolo: 

“Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.”

De la gente que se nos va, nos queda la humanidad, la individualidad, la esencia, la emoción, las pasiones. 

Todo aquello que, a veces, nos empeñamos en ocultar o disfrazar. 

¿Quién eres? ¿Qué te gusta? ¿Qué te conmueve?

No escondamos tanto.

Tomemos consciencia de lo que nos apasiona y de la huella que queremos dejar. 

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on email

Subscríbete a mi newsletter

Mantente al día de todas las herramientas que iré dando a través de la web

Descubre más

Si quiero, encuentro trabajo en Nepal

Hay dos actitudes extremas con las que afrontamos desafíos en la vida: Vamos, del “No me va a contratar nadie” al “Si quiero, encuentro trabajo

Reserva ya tu sesión de coaching gratuita.

Selecciona en el calendario la fecha disponible que prefieras y recibiras un correo de confirmación con los datos de la sesión.

Descubre 6 secretos para reinventarte en el extranjero

Suscríbete y descárgalo gratis